Desratización o Control de roedores:

   Los roedores, cuentan con una completa estructura sensorial que les posibilita obtener información del medio que los rodea. Por medio de esta capacidad localizan alimentos, agua y refugio. Además, muchas de las condiciones estructurales de las construcciones aumentan  las probabilidades de encontrar presencia de los roedores. Esto se fundamenta en las variaciones del rango de acción del roedor en búsqueda de mejores condiciones de refugio y alimento, que son atribuidas a la abundancia y distribución del alimento, es decir, la época del año (invierno, primavera) condiciona la disponibilidad de comida.

   Resulta conveniente definir el término “control” como la disminución de las poblaciones de roedores a niveles tolerables para el desarrollo de actividades antrópicas dentro del área infestada.

   Para lograr este objetivo se requiere un conjunto de medidas de control que nuestra empresa pone a disposición de cada cliente, realizando servicios garantizados en el control de roedores:

  • Manejo Ambiental
  • Manejo Mecánico
  • Manejo Químico